Ensenada, B. C. – Jueves 15 de junio de 2023 – El Departamento de Educación Municipal de Ensenada, en colaboración con el Gobierno local, llevó a cabo una importante charla sobre el tema del bullying o acoso escolar en la Escuela Secundaria Técnica No. 19. Bajo el programa «Educando con Valores», la plática titulada «Bullying, Implicaciones y Propuestas de Solución a las Emociones» buscó informar y concientizar a los estudiantes sobre este grave problema que afecta a niños y niñas en las escuelas.

La jefa del Departamento de Educación Municipal, Catalina López Pérez, resaltó la persistencia del bullying en las instituciones educativas y la necesidad de brindar información y apoyo a los estudiantes. Enfatizó en la importancia de escuchar a los jóvenes y alentarlos a buscar ayuda en caso de ser víctimas de acoso.

Según expertos, la persona que acosa suele tener problemas de autoestima y un deseo de sentirse superior, mientras que la víctima suele ser alguien vulnerable, inseguro y con dificultades para defenderse. El profesor Jorge David Ureña Sánchez, del área de talleres de Educación Municipal, señaló que aunque cada individuo es único, los acosadores pueden presentar conductas violentas, falta de apoyo familiar y carencia de empatía.

Es importante destacar que estos agresores no son conscientes del sufrimiento que causan a sus semejantes, y muchos de ellos provienen de hogares con dificultades económicas y situaciones de maltrato. Para abordar estas problemáticas, es necesario brindarles atención psicológica que les ayude a identificar las raíces de sus problemas y crear un entorno propicio para su recuperación.

«Desafortunadamente, el bullying escolar puede tener consecuencias psicológicas graves en las víctimas. Sin embargo, cada joven tiene su propia historia y dependerá de su fortaleza individual el cómo enfrentar las secuelas del acoso», destacó el profesor Ureña Sánchez.

Aunque el problema del bullying continúa en aumento, la sensibilización en las comunidades escolares es fundamental, ya que proporciona a las víctimas y a los agresores mayores oportunidades para recibir atención psicológica y así modificar sus conductas, pensamientos y actitudes.

Algunas de las consecuencias comunes del bullying son la inseguridad en uno mismo, el miedo al abandono y la ansiedad, la dificultad para expresar sentimientos y pensamientos, la falta de interacción social, el bajo rendimiento académico, la falta de interés por el aprendizaje o el desarrollo personal, la agresión física y verbal hacia los demás o hacia uno mismo, los sentimientos de culpa y desconfianza, y en los casos más extremos, el suicidio, que representa la consecuencia más devastadora de todas.

Es fundamental que tanto las autoridades educativas como los padres de familia y la sociedad en general se unan para combatir el bullying y crear entornos escolares seguros y libres de violencia, donde todos los niños y niñas puedan desarrollarse plenamente y alcanzar su máximo potencial.